The Ghost Palace, un hotel abandonado y embrujado en Bali

Actualizado: 19 ene

Si buscas hacer un plan diferente en Bali y eres amante del misterio, ¡sigue leyendo porque este post te interesa! Hoy vamos a hablarte sobre The Ghost Palace, un hotel abandonado desde hace más de 20 años en el norte de la isla. Aquí encontrarás toda la información sobre este lugar y las leyendas que lo envuelven, cómo acceder al recinto y nuestra experiencia visitándolo.



LA MISTERIOSA HISTORIA DE THE GHOST PALACE

En la población montañosa de Bedugul, cerca del lago Beratan, se alza imponente el Bedugul Taman Rekreasi Hotel & Resort, coloquialmente conocido como The Ghost Palace. Este resort de lujo, que empezó a construirse a principios de los años 90, nunca llegó a abrir sus puertas y ha quedado abandonado desde entonces, sumiéndose en un estado de progresiva decadencia. La construcción y fracaso de The Ghost Palace continua siendo un misterio y hay varias teorías acerca del hotel:


seguros viaje iati

1. Algunos dicen que el hotel estaba relacionado con la realeza indonesia, cosa que explicaría por qué hay tan poca información disponible sobre este lugar.


2. Otros aseguran que el resort era un proyecto inmobiliario de Tommy Suharto, el hijo del presidente/dictador por aquel entonces. Después de ser condenado a prisión en 2002, la edificación se detuvo por falta de fondos y nunca llegó a finalizarse.


3. Los locales creen en una historia más siniestra que dice que los obreros que construyeron el hotel murieron por exceso de trabajo. Una maldición cayó sobre el inversor del proyecto, que se arruinó, y el hotel quedó embrujado por los espíritus de los trabajadores.


Rumores y fantasmas aparte, con lo que todo el mundo coincide es que The Ghost Palace es un sitio peculiar y que adentrarse en este hotel no es una actividad apta para todos los públicos.




EL ACCESO A THE GHOST PALACE

The Ghost Palace no está oficialmente abierto, pero en los últimos años se ha convertido en un reclamo turístico para los exploradores de lugares abandonados, los cazadores de fantasmas o, simplemente, los curiosos. Actualmente, todo el recinto está vallado y el único modo de entrar de forma discreta es dirigiéndote a lo que originalmente era la entrada principal. Allí encontrarás una floristería construida en una de las paredes del antiguo resort y los encargados pueden abrirte una puerta dentro de su negocio que comunica con The Ghost Palace. En nuestro caso, el "ticket de entrada" (lo escribimos en comillas porque no es oficial ni te entregan un billete físico) nos costó Rp100.000, es decir, unos 6€ en total. Os dejamos una foto de referencia de la floristería para que la podáis encontrar fácilmente:



NUESTRA EXPERIENCIA EN THE GHOST PALACE

El día que visitamos The Ghost Palace fuimos doblemente afortunados. Por un lado, el cielo estaba blanco y nublado y había neblina en el ambiente, por lo que la atmósfera encajaba totalmente con nuestra aventura en este hotel abandonado. Y, por el otro lado, estuvimos solos durante toda la visita, cosa que acentuó aún más la sensación de estar en un lugar inhóspito y misterioso. De nuestra experiencia en The Ghost Palace destacaríamos lo siguientes puntos:


Es recomendable llevar una linterna para no quedarte sin luz en ciertos puntos del hotel, así como calzado que se pueda mojar, ya que hay muchas goteras y es fácil meter el pie en algún que otro charco.

Nos sorprendió el buen estado de algunos techos de madera y del suelo de baldosas de mármol de lo que debía ser el comedor. Parecía que con un poco de limpieza podían lucir como en cualquier otro hotel de lujo.

Las zonas que nos pusieron los pelos de punta fueron el sótano y los pasillos de las habitaciones más alejadas de la entrada. La oscuridad era total y no apetecía quedarse demasiado rato merodeando por allí.

La zona que más nos gustó fue el jardín con su frondosa y descontrolada vegetación. Las escaleras exteriores, cubiertas por hojas y flores, y las barandillas en forma de dragón nos parecieron una curiosa combinación entre lo descuidado y lo bello.





Si te has quedado con ganas de más, te dejamos el vídeo que grabamos en The Ghost Palace para que puedas ver con tus propios ojos todos los rincones de este decrépito lugar: